Artesanía sarda

Artesanía sarda

La producción artesanal en Cerdeña es muy variada y vital como en pocas otras regiones, preserva tradiciones a veces milenarias gracias al aislamiento cultural que interesó la isla en los siglos pasados.

La moderna artesanía artística conserva estas raíces pero sabe responder al gusto contemporáneo con obras de gran belleza formal y alto nivel técnico. El tejido tiene una historia antigua, llegó a Cerdeña desde el medio oriente hace 3000 años con el telar vertical. Todas las producciónes son de extraordinaria belleza:

los tapices hechos en varios pueblos de la isla, las mantas de cama con efectos en bajo relieve, los preciosos tapices decorativos.

En la cerámica hay objetos de uso diario y de adorno refinados, hechos por artesanos que han frecuentado las mejores escuelas de Europa. En la cestería se utilizan fibras vegetales: el asfódelo en Ollolai y Flussio, la palmera enana y el heno marino en Castelsardo, la paja en Sinnai. Se utilizan los matices de los colores naturales o se coloran las fibras que se enriquecen con tejidos preciosos.

Entre los productos de madera tienen una atracción particular las arcaicas máscaras del Carnaval barbaricino que reproducen semblantes humanos, demoniacos y de animales. Algunas de ellas son las máscaras de “Mamuthones”, “Boes”, “Merdules” etc realizadas todavía por pocos artesanos en Mamoiada, Ottana y Orani. En la amplia gama de manufacturas se recuerdan aún los productos artesanales en corcho de Calangianus; la preciosa filigrana en oro y plata de Bosa, Dorgali y Oristano; talleres en coral de Alghero, Castelsardo, Bosa; objetos en hierro forjado y baúles en madera trabajados en bajo relieve que tradicionalmente se utilizaban para el ajuar de la novia.


Imprimir   Correo electrónico