Comer y beber en Cerdeña

Comer y beber en Cerdeña

La cocina de Cerdeña ofrece una gran variedad de productos gastronómicos.

Ellos vienen en su mayoría de la simple tradición agropastoral y tiene una fuerte relación con las culturas locales, pero quedan muchos signos también dejados por los distintos pueblos que frecuentaron la isla. Son productos entrelazados a la historia, a la cultura, a los ritos del territorio y por lo tanto a momentos particulares del año:

los panes y dulces que se preparan para el Dia de los muertos en noviembre, en enero se preparan para S.Antonio y también para la Pascua. El ciclo reproductivo de la oveja y del cerdo es central para la cocina típica del inverno y de la primavera (“su porcheddu”, un cochinillo asado, es el plato mas famoso). La típica cocina campesina de Sassari y la marinera de Castelsardo y Alghero donde es famosa la mangosta. En Carloforte la base de la gastronomia es el atún.

Lo que hace pocos años se producia solamente para el consumo familiar, ahora se puede encontrar normalmente gracias a pequeños talleres que producen según la tradicion artesanal a un nivel muy alto: los panes tradicionales cocinados en el horno de leña (en particolar el “pane carasau”, el pan de larga conservación utilizado por los pastores), los excelentes quesos de oveja diferentes por qualidad y sazón, la deliciosa botarga de mujól, el renombrado aceite de oliva, el turrón. Restaurantes seleccionados y haciendas agrituristicas ofrecen hoy los platos típicos. En Gallura se organizan almuerzos típicos en pequeños restaurantes al aire libre (donde se puede comer la famosa “supa cuata”) y en el Sinis hacen lo mismo los pescadores.

Tiene una historia antigua el vino en Cerdeña: en una aldea nurágica cerca de Dorgali los arqueólogos han encontrado unas semillas que prueban que los sardos tomaban vino “cannonau” mil años a.C. Actualmente los vinos sardos son conocidos y estimados por su calidad. El ambiente favorable permite de producir en Cerdeña vinos rojos generosos como el “Cannonau” y el “Carignan”; excelentes vinos de postre como el “Nasco” y la “Malvasia de Bosa”.

Se producen tambien muy buenos vinos blancos. Una mención particular merece el “Vermentino de Gallura D.O.C.G.”, producido con un antiguo veduño que llegó desde Corsega y aquí encontró las condiciones ideales que permite obtener este maravilloso vino seco y perfumado. La Ruta del Vermentino, con la visita del Museo del Vino en Berchidda, es sin duda un itinerario enogastronomico muy atractivo.


Imprimir   Correo electrónico